close

Los Estanques de San Martín acondicionados para el “Birdwatching”

En la parte francesa de San Martín, 14 estanques pertenecen al Conservatoire du littoral desde 2007 y son gestionados por la Reserva Natural de San Martín. Estos también están protegidos por decreto de protección del biotopo para el desafío de la fauna aviar desde 2006 reconocidos como humedales de importancia internacional en virtud de la convención de Ramsar desde 2011, y etiquetados en virtud del protocolo SPAW (reconocimiento a nivel del Caribe) desde 2012.

Estos estanques son especialmente destacables por su gran cantidad de aves (en número de especies y en efectivos) que los frecuenta. Para los visitantes apasionados de la naturaleza (entre el 20 % y el 40 % de los turistas en el mundo según el CBI), la observación de estos sitios se convierte en un motivo principal por el que visitar San Martín.

 

Sensibilización Estanque de la Barrière

En efecto, el Birdwatching (ocio relacionado con la observación de las aves) no es para nada una actividad reservada para algunos apasionados y, por lo tanto, puede atraer flujos de afluencia bastante elevados. Está especialmente bien desarrollado en Estados Unidos, país de origen de numerosos turistas que vienen a visitar San Martín. De hecho, un 20 % de los americanos practicaría el Birdwatching, y en 2006, se estimó que la contribución del Birdwatching ascendía a 36 000 millones de dólares para la economía americana (fuente: US Fish and Wildlife Service).

En San Martín, la base fundamental del desarrollo de un turismo enfocado al Birdwatching existe (¡con las aves!) con más de 85 especies identificadas a las que realmente se puede llegar gracias a una caza casi inexistente en la isla. Solo falta desarrollar las herramientas para descubrirlas, así como una promoción adaptada tal y como se ha hecho en República Dominicana, en Jamaica, en Granada, en Cuba o incluso en Francia metropolitana (Parque ontológico del Marquenterre en la Bahía de Somme, por ejemplo).

 

Para ello, hace varios años que el Conservatoire du littoral realiza la planificación de los humedales de la isla; actualmente, tres estanques de San Martín disponen de recorridos sobre suelos enrejados, observatorios o pasarelas para la observación de la fauna aviar.

 

1185752_547150318665923_1801030805_nInaugurado en abril de 2013, el sendero lúdico al estanque de la Barrière ya tiene el reconocimiento del “Caribbean Birding Trail”, una iniciativa que recopila a escala del Caribe los mejores sitios de observación de aves. Para los aficionados al birdwatching y a la ornitología, este reconocimiento coloca a la pequeña isla de San Martín a nivel de destinos como la República Dominicana, Puerto Rico o incluso Cuba, concurridos por esta actividad.

En septiembre de 2013, este sitio recibió su primer evento, el “Migratory Bird Festival”, en el marco del “International Migratory Bird Day”, evento organizado por la asociación “Les Fruits de Mer” (El Marisco), durante el cual el sendero ha conocido una afluencia de más de 200 personas.

Sendero Estanque de la Barrière

 

A finales de 2014, se acondicionaron dos nuevos humedales para recibir a los “birdwatchers”: el estanque de la Baie Lucas y el estanque del Cimetière de Grand Case, lugares con una belleza paisajística impresionante, que han recibido dos plataformas de observación de aves.

 

Además de la diversificación del panel de actividades que se ofrecen a los visitantes de San Martín, el desarrollo de una red de sitios de observación acondicionados en los humedales de San Martín debería permitir asentar a San Martín como un destino Birdwatching del Caribe. Idealmente, esto debería conducir a una mejor comprensión de estos ecosistemas por parte del público y suscitar mayor respeto hacia estos medios todavía a menudo mal tratados.

 

Más información: http://www.conservatoire-du-littoral.fr/