close

Inundaciones de Les Terres Basses alrededor del Petit étang y del Grand étang en San Martín

Durante la noche del viernes 7 al sábado 8 del pasado mes de noviembre, fuertes lluvias azotaron a la isla de San Martín, haciendo desbordar el Petit étang y el Grand étang, que a su vez inundaron carreteras y viviendas del sector de Les Terres Basses. Cerca de 70 centímetros de agua cayeron en pocas horas.

Los propietarios fueron los primeros en intervenir frente a la emergencia de la situación y bombearon la zona para evacuar el agua hacia el mar que se encontraba cerca.

 

0010830-001 Este tipo de fenómeno es excepcional en San Martín. Nunca había ocurrido hasta donde recordaban los habitantes de San Martín. ¿Cómo unas precipitaciones que no duraron más de un día causaron tantos daños en un lugar que nunca había llegado a inundarse hasta ahora? Incluso el huracán Gonzalo no tuvo tantas consecuencias.

Frente a esta situación sin precedentes, la asociación de propietarios de Les Terres Basses consultó con las autoridades para encontrar una solución en caso de volver a producirse semejante catástrofe. El Conservatoire du littoral, propietario de los estanques, les ofreció realizar un dossier técnico e histórico de los estanques para entender por qué se habían podido producir estas inundaciones.

 

La urbanización de la zona de Les Terres Basses y la ausencia de canal de desagüe hacia el mar son al parecer las causas principales de esta crecida de las aguas: las construcciones urbanas entorpecen el proceso natural de evacuación del agua del estanque hacia el mar.

Una de las soluciones consideradas para enfrentarse a este tipo de situación en el futuro sería la construcción de un canal de desagüe artificial bajo tierra, cerrado con una válvula.

Después de estas inundaciones, los daños fueron los siguientes:

Degradaciones materiales

El agua invadió la carretera nacional a nivel del Petit étang hasta Baie Rouge y las carreteras principales que permitían circular en el interior de Les Terres Basses. Las viviendas también se vieron afectadas, en total una cuarentena de hogares fueron dañados.

0011040-001La degradación de la calidad de vida

Los habitantes se quedaron privados de agua corriente y de electricidad ya que los terminales situados en el suelo se inundaron.

La degradación de la calidad del agua

El exceso de agua provocó el desbordamiento de las canalizaciones de aguas residuales que se vertieron en el estanque.

La pérdida del hábitat de las aves

Desde finales de 2011, la Reserva natural realiza seguimientos mensuales de los limícolas en algunos estanques de San Martín, entre los cuales el Grand étang. Los efectos de este incidente, acumulados con los efectos del huracán Gonzalo que se produjo unas semanas antes, se pudieron observar claramente, tanto sobre la diversidad de las especies como sobre la cantidad de individuos presentes en el sitio.

Por lo tanto, en octubre se observaron solo cuatro especies, y después, tres en noviembre, mientras que una decena de especies estaban presentes en el Grand étang los años anteriores durante el mismo periodo. Entre las especies que faltaban al pasar lista, podemos citar el ánade gargantillo y las pequeñas zancudas de tipo “combatientes”, que frecuentan habitualmente el sitio durante esta temporada. Sin embargo, las especies que se observaron en el sitio estaban con efectivos claramente reducidos comparado con los años anteriores. A modo de ejemplo, en 2014, se contaron 14 cigüeñuelas de cuello negro mientras que en 2013, eran una treintena. Se observaron solo 24 individuos de todas las especies confundidas en el Grand étang, mientras que en 2013 había 74 y en 2012 había 131.

 

Sin embargo, los últimos conteos indican una vuelta progresiva a la normalidad en términos de cantidad de especies e individuos presentes en el sitio.